This is my life

IG 19. Venezuela.

Living a day by day.

Light , camera , action.

disney-archive:

want disney posts on your dash?
dreamandenjoy:

I love you so much, hope you find this. ‘Cause you are the reason of my feelings, and I need you to know that every day. I’ll never let you go - ImGr

dreamandenjoy:

I love you so much, hope you find this. ‘Cause you are the reason of my feelings, and I need you to know that every day. I’ll never let you go - ImGr

dreamandenjoy:

-Please, stay by my side …- dreamandenjoy.tumblr.com

dreamandenjoy:

-Please, stay by my side …- dreamandenjoy.tumblr.com

18.09.12

Recuerdo lo que yo vestía, recuerdo lo que tu traías y hasta como tenías tu cabello. No podía controlar esa sensación de nervios y emoción en la boca de mi estómago, sabía que había llegado el momento, por fin mi primer momento a solas contigo. Estaba esperándolo desde hacía más de un año, te tenía ahí, te observaba danzando por todo el lugar, te empezaba a detallar detenidamente. No parábamos de hablar, de ordenar y sonaba la música y cierro los ojos y es volver a ese preciso instante donde te vi venir a paso firme desde el cuarto (yo pensé que venías por los ganchos que tenía en la mano) y fue justo ahí cuando tomaste por primera vez mi rostro entre tus manos y me diste el más torpe pero perfecto beso que alguien pudo robar alguna vez. En ese momento estaba a más de 5 cm sobrevolando el suelo; creo que todo mi cuerpo sonreía por dentro. Desde ese momento empecé a querer más, poco a poco me adentre en el cuarto y te volví a besar una y otra más.

Llegamos al suelo, a desempacar cajas ¿lo recuerdas? Estábamos rodeadas de vidrio, ollas, platos y no pude evitar colocarme sobre ti, cada vez que nos movíamos chocaban vasos y platos. No nos importó, los quitamos pues ese era nuestro esperado momento. Desde ese instante tus manos pasaron a ser dueñas y señoras de mi espalda, con el más simple roce me tenías a tus pies, llovía , sonaba Viniloversus desde tu blackberry puesto en el tope de la cocina, tus manos en mi y mis manos vagamente en lo que el piso me permitía de tu cuerpo, desde ese momento ya tenías, empece a ser tuya.

Me pediste que cerrara la puerta y queriendo hacerme la “seductora” te tendí la mano diciendo que a mí no me gustaba el piso, te levanté , te lleve a tu cuarto y por primera vez fuimos una en esa cama; el silencio del momento fue mágico, tu y yo simplemente besándonos, moviendo un poco nuestros cuerpos, empezando a llenar esas paredes con nuestro amor, nuestro deseo, nuestro infinito…

Hoy no me saco de la mente ese día, esos besos.

18.09